Mostrando entradas con la etiqueta YO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta YO. Mostrar todas las entradas

martes, 10 de octubre de 2017

YO

Te amé tanto que mientras me hacías daño… yo te consolaba
Sencillamente así te amé, con un amor desmedido que me hizo olvidarme de mí y solo pensar en ti… Con un amor que espero no volver a sentir, porque me hizo desconocerme a mí mismo, me hizo olvidarme de mis necesidades, me hizo no ver mi dolor, solo me preocupaba porque tú estuvieses bien, porque tu maltrato se justificara ante tus ojos y no sintieras pena por ti misma, no sintieras que solo fuiste una cobarde incapaz inclusive de retener a tu lado a quien más te ha amado.
Cómo te amé, cómo me hubiese gustado escribir un libro diferente contigo… ése con finales felices y “para siempres” incluidos, pero yo no me amaba lo suficiente en ese momento como para saber qué era lo que me merecía, o mejor dicho sentía que lo que vivía estaba bien para mí… que tú con tus defectos, con tus malas palabras, con tu intolerancia, eras a quien quería.
Hoy puedo ver las cosas diferentes, veo todo el tiempo que invertí y lo lamento, son pocas las cosas de las cuales puedo arrepentirme en la vida, pero sin duda, si pudiese pasar un borrador en mi pasado, preferiría borrar tu nombre y no el mío. Finalmente desperté a una pesadilla que hasta ese momento para mí era un sueño.
Ahora te veo acá, frente a mí y a pesar de conocer cada centímetro cuadrado de tu cuerpo, conocer el ritmo de tu respiración, no llego a reconocerte, no llego a apostar que fuiste aquella persona por la que me desvivía un tiempo atrás… Y sigues igual, estás idéntica, la misma mirada, quizás uno que otro signo de que los años no solo cambian nuestros sentimientos… pero lo que realmente cambió fue mi forma de mirarte, puedo decirte que no eres tan guapa como te veía, ni siquiera tan alta…
Pero así se idealiza, así se extraña, muchas veces a alguien que solo existe en nuestra mente, y no es más que nuestra imaginación creando el drama necesario para hacer más doloroso el olvido, para sumergirnos en la añoranza, donde lo malo no es tal y lo bueno sobresale.
Te puedo decir que estar contigo me cambió, me dio la fortaleza necesaria para enfrentarme y rescatarme de mi mismo, que era quien estaba permitiendo y generando toda esa vivencia de amor desgarrado y desvirtuado. Ahora me puedo ver al espejo sin sentir lástima por soportar y justificar tanta infelicidad, por dar amor a quien no lo merecía y por no dármelo a mí mismo.
Solo espero que tú hayas cambiado, que hayas aprendido a valorar, que hayas aprendido a amar, que hayas entendido mi loca forma de amarte y de cuidarte hasta de ti misma. Y sí, para ser sincero… quisiera que me extrañases de cuando en cuando, que de tu boca se escapara alguna vez mi nombre, aunque solo tú lo escuchases o sencillamente que tu corazón se acelerara un poco con solo pensarme… Eso lo viví largo tiempo mientras mi amor por ti aún circulaba por mis venas, hasta que abrí los ojos para poder dejar de verte. J.M.R





sábado, 28 de enero de 2017

AUTOESTIMA

YO

Una alta autoestima es indispensable para vivir una vida que valga la pena. Me facilita mi crecimiento, puedo tener acceso a mi energía interior y me permite ser feliz y libre.
“Yo sí puedo”
“Tengo la posibilidad de elegir cómo vivir mi vida”
“Estoy feliz de ser quien soy”
Escuché hace poco una frase que me gustó: “Me siento cómodo dentro de mi piel”.
Cuando me siento bien conmigo misma tengo alta autoestima.
La opinión que tengo acerca de mí es buena, me relaciono adecuadamente con los demás y ejerzo mi trabajo o quehacer diario con gusto.
Tengo alta autoestima cuando me aprecio, cuando siento que tengo valor y que soy importante en el ambiente en que me muevo.
Beneficios de una alta autoestima
Sentirme así me permite desempeñarme sin complicaciones, libre, abierta y espontáneamente. Logro subir el ánimo a quienes me rodean e irradio una energía positiva de beneficio para tod@s.
Asumo gustoso las responsabilidades que elijo tener y de esa manera logro un mayor éxito porque lo que hago lo hago por elección y con cariño.
Tengo un optimismo que se contagia y por esta razón los demás quieren colaborar conmigo. Esto me permite construir más fácilmente la vida de mis sueños y eso me hace cada vez más feliz.
En este camino tan alegre de la alta auto-apreciación, soy de un beneficio inigualable para los demás, no porque me sacrifico por ellos, sino porque inspiro a cada quien a que sea y exprese lo mejor de sí misma. Cuando en un ambiente familiar, social o de trabajo, todas nos conectamos, las cosas se acomodan gentilmente.
Afronto los retos confiando en que seré capaz de abordarlos o de buscar la ayuda que necesite para alcanzar las metas que me he propuesto en mi vida.
Me acepto como soy y reconozco que me puedo desarrollar más en algunas áreas. Con gusto y conciencia busco mi transformación para ser cada vez mejor persona.
Desde muy adentro me quiero, me respeto, y me siento bien conmigo misma. Si pudiera elegir, elegiría ser yo misma otra vez.estoy feliz de quien soy y como soy.
Una condición así me asegura el bienestar físico, emocional y mental.    J.M.R
Me gustaría este fuera mi sitio de LIBERTAD, donde poder decir aquello que yo pienso y tu CALLAS.




LA VOZ DEL SILENCIO Headline Animator